HOTEL
MONASTERIO
SPA
TARIFAS Y HORARIOS
CÓMO LLEGAR
DÓNDE COMER
BODAS
EVENTOS
ACTIVIDADES
CONTACTO

PARQUE NATURAL

Comprar entrada en el Parque Natural del Monasterio de Piedra
Disfrute de una escapada en plena naturaleza donde el sonido del agua y las cascadas le guiarán por un paraje de ensueño. Viva la naturaleza en estado puro.

Normas y Recomendaciones de Monasterio de Piedra

El Parque es un espacio natural y, como tal, no todas las zonas  están habilitadas para visitantes con movilidad reducida, sillas de ruedas y carritos de bebés. Consulte en Atención al Cliente itinerarios alternativos dentro del Parque.

Le recomendamos realizar la visita con calzado deportivo o que sujete los pies, no siendo aconsejable realizarlo con chanclas, sandalias, zapato abierto y con tacón.

Está permitido el acceso a perros con correa al Parque Natural, excepto a la zona de aves rapaces y al Monasterio Cisterciense.

El Parque Natural del Monasterio de Piedra nos ofrece una de las experiencias más gratificantes que se puedan encontrar en el mundo, a través de un recorrido por un vergel insólito en torno al agua, sus cascadas y sus grutas. Tal  y como decía la acreditada revista inglesa Fraser’s Magazine, en un artículo publicado en el año 1871, es “una excursión a una de las curiosidades naturales más extraordinarias de Europa”.

Lo abre el sol y lo cierra el sol:

“El efecto del sol poniente visto desde el interior de la caverna(la gruta de la Cola de Caballo) a través de la catarata, así como las sensaciones que despierta el conjunto del espectáculo, no pueden describirse”(Fraser’s Magazine, Septiembre 1871).

La corriente del río Piedra ha modelado la roca formando lagos, grutas y cascadas. Descubrirá hermosos parajes como el Lago del Espejo, pasando por la Peña del Diablo o la impresionante cascada de 50 m. de altura Cola de Caballo, que oculta una espectacular gruta natural, la Gruta Iris. Disfrutará de las numerosas cascadas del Parque, como la cascada Trinidad, Los Chorreaderos, Baño de Diana, cascada Caprichosa, cascada Iris, Lago de los Patos, el Vergel....

Indiscutiblemente el Parque es la fantasía del agua. Su magia se puede sentir a través de todos los sentidos: observar la belleza del paisaje, oír el canto de los pájaros, sentir el fluir y el susurro de la caída del agua o pasear por un fantástico paraje romántico que nos transporta al siglo XIX, fecha en que D. Juan Federico Muntadas, artífice y descubridor del Parque y la gruta Iris, convirtió al Parque Natural en una visita obligada hasta nuestros días. Por ello fue declarado en 1945 Paraje Pintoresco Nacional, estando dentro de la red de espacios protegidos de Aragón y en el año 2010 fue declarado Conjunto de Interés Cultural en la categoría de Jardín Histórico.

El Parque acoge densos bosques de ribera, en uno de los ecosistemas de mayor riqueza biológica, donde podrás encontrar numerosas especies de animales y plantas, en un espacio relativamente reducido y gran variedad de árboles gigantescos.

Si quiere conocer más de nuestro Parque Natural visita nuestra Galería de Imágenes y descubre todos los rincones de este vergel.

El Parque es un espacio natural y, como tal, no todas las zonas  están habilitadas para visitantes con movilidad reducida, sillas de ruedas y carritos de bebés. Consulte en Atención al Cliente itinerarios alternativos dentro del Parque.

Le recomendamos realizar la visita con calzado deportivo o que sujete los pies, no siendo aconsejable realizarlo con chanclas, sandalias, zapato abierto y con tacón.

Está permitido el acceso a perros con correa al Parque Natural, excepto a la zona de aves rapaces y al Monasterio Cisterciense.